Mayonesa de Leche Casera (sin huevo)

La mayonesa es un alimento básico en cualquier refrigerador, pero ¿alguna vez has intentado prepararla en casa? Es tan delicioso y tan fácil que nunca más querrás el industrializado. Ah, y esta receta está hecha con leche, ya que no me gusta la idea de comer huevos crudos (¡shoo, salmonella!).

1/4 taza de leche (puede ser descremada)
1/2 cucharada de salsa de mostaza
1 diente de ajo pequeño
1 pizca de sal
3 cucharadas de aceite de oliva
+/- 1 taza de aceite vegetal (preferiblemente de maíz o canola, que son más suaves)
2 cucharadas de limón exprimido

Mezclar el aceite con el aceite y reservar. El aceite solo se usa para darle sabor, ya que tiene un sabor fuerte, haría que la mayonesa fuera demasiado pesada si fuera la única grasa que se usa.

Poner en la licuadora la leche, la mostaza, el ajo (te garantizo que no quedará fuerte y sin el ajo la mayonesa no tiene sabor) y la sal y empezar a batir. Mientras bate, vierta lentamente el aceite en hilos por la abertura de la tapa hasta llegar al punto deseado (puede ser más líquido o más firme, como prefiera). Si es necesario, agregue un poco más de aceite; cuanto más agregue, más firme se vuelve la mayonesa.

Consejo: el punto debe ser alcanzado con el aceite. Evita batir demasiado para no calentar el motor de la batidora y, con ello, perder el punto. El calor hace que la mayonesa se estropee y luego no hay mucho que puedas hacer para solucionarlo.

Después de batir, agregue el limón y mezcle bien con una cuchara. Pruebe y, si es necesario, agregue más sal.

Seguro que te gusta:  Nachos Mexicanos (Tortillas De Maíz Crujientes—como Doritos)

Sirva frío con bocadillos, sándwiches o cualquier otra cosa que desee. Guárdelo en un frasco bien cerrado. En la nevera dura hasta 7 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Leer más...

error: Content is protected !!